PeriodicoAmigo.com
 



 
  Portada > Opinión de Lectores > Autoestima: Una Herramienta Eficaz Para Lograr Nuestros Propósitos
OPINIÓN
  • Editoriales
  • Lectores
  • CIENCIA & EDUCACIÓN
  • Becas y Convocatorias
  • Ciencia
  • Educación
  • DINERO
  • Empleo
  • Negocios
  • Servicios Públicos
  • GOBERNABILIDAD
  • Orden Público
  • Política & Gobierno
  • BUEN VIVIR
  • Culinaria
  • Belleza
  • Consejitos
  • ENTRETENIMIENTO
  • Actividades
  • Deportes
  • Don Gumercindo Pregunta
  • Música, Teatro y T.V.
  • OTROS
  • Clasificados
  • Emigración
  • Perfiles
  • Religión
  • Tráfico
  • REGIONAL
  • La Calera
  • Antioquia
  • Madrid
  • CONTÁCTENOS
  • Publique su Artículo
  • Publique sus Páginas
  • Envíenos sus Comentarios
  • Equipo del Periódico
  •  


    Autoestima:
    Una Herramienta Eficaz Para Lograr Nuestros Propósitos

    Por: Sandra Valcarcel

    La Calera (Cundinamarca), Diciembre de 2006

    A continuación presentamos un artículo útil para la superación personal de cualquier persona, escrito por la sicóloga Sandra Valcarcel.

    Quizás ha escuchado decir que muchos problemas psicológicos y emocionales en las personas son el resultado del bajo nivel de la autoestima y se haya preguntado ¿Qué es eso que los psicólogos llaman Autoestima? Bueno, la Autoestima es el concepto que se tiene de sí mismo. Si usted se considera una persona inteligente, competente, atractiva, encantadora, etc. Es posible que usted tenga un nivel alto de autoestima. Y estos comentarios pueden ayudar a determinar su nivel de autoestima, porque usted está mostrando que se cae bien, se aprecia, valora y respeta como ser humano.

    O por el contrario, si se siente tonto, ineficaz, feo; es posible que su nivel de autoestima sea bajo y que hayan aspectos en su vida que estén fallando por esta carencia.

    Se preguntará ¿cómo es posible que el concepto que tenemos de si mismos pueda afectar nuestras vidas y sea el eje de un problema psicológico o emocional? Pues bien, cuando se tiene una autoestima alta, "sentimos" que merecemos recibir respeto, amor, comprensión, amistad, éxito y de disfrutar de una serie de situaciones positivas, porque actuamos con entusiasmo y dedicación cuando nos sentimos bien y creemos en sí mismos. Por el contrario, cuando existen carencias en este aspecto de nuestra vida, se suelen atraer cosas negativas porque se proyecta a los demás la baja autovaloración, inseguridades, temores y dudas sobre lo que nos merecemos y somos capaces de lograr.

    Muchas veces estos diálogos no se manifiestan a los demás, sino que las personas los sienten y piensan que no son merecedores de una serie de aspectos como el afecto, el éxito y las buenas relaciones; haciendo afirmaciones como ¿qué sentido tiene esforzarme si de igual forma no lo voy a lograr, no voy a ser capaz, no me lo merezco? De una forma u otra la persona con baja autoestima se percibe como inadecuada, incompleta, inferior. Al sentir que aspectos positivos no son para ella, todas sus energías y su forma de pensar se concentran en esa creencia y termina atrayendo cosas negativas a su vida.

    Este proceso no se da de una forma mágica, al contrario, es un proceso lógico. La persona que goza de un alto nivel de autoestima se entusiasma por lo que quiere hacer y se impulsa a hacerlo; dos componentes importantes para alcanzar cualquier meta. Eso no quiere decir que no tropiecen o se equivoquen; lo que sucede es que no lo consideran un fracaso, simplemente las cosas no funcionaron y se prueba de otra forma, entiende sus sentimientos, acepta sus limitaciones sin auto-reproches y la crítica la recibe sólo para descubrir cómo puede ser mejor. No se deja desanimar por las dificultades y tiene claro que su valor como persona no depende de la aprobación ajena ni de lo que tiene - belleza, éxitos, propiedades, dinero - sino de que es una persona normal y con derechos.

    Mientras que la persona que se siente inferior o incapaz, se rinden ante el primer tropiezo, o quizás ni lo intenta, pues piensa que no vale la pena tratar de lograrlo, "¿para qué?". Si se asume que ineludiblemente se va a fracasar, en muchas ocasiones sus actos los llevan a ver cumplidas sus profecías. Esta persona con baja autoestima se siente afectada por las críticas y el rechazo, que ponen en juego su valía personal.

    Es importante que sepa que nada ni nadie le puede dar autoestima; esto es algo que nace de cada persona y que sólo cada individuo puede generarla para sí mismo. Cuando el bienestar de alguien está dependiendo de la alabanza o la aceptación ajena, no es autoestima, pues está surgiendo de otros y, por lo mismo, puede desaparecer en cualquier momento. Quien espera buenas apreciaciones de los demás para sentirse bien consigo mismo, suele convertirse en una marioneta, dependiente de otras personas, tratando de complacerlos y viviendo una falsa sensación de autoestima, pánico ante la idea de perderla y falta de respeto por si mismo.

    Para recuperar nuestra autoestima es necesario tener claro que la persona con altos niveles de autoestima no se cree superior. Simplemente se valora a sí misma, se considera un ser humano - como todos - competente y preparado para la vida. No desprecia a los demás ni antepone sus derechos o necesidades a las de los demás. Y asume una actitud positiva frente a la vida.

    El primer paso para mejorar nuestra autoestima es reconocer que existen carencias en nuestro concepto sobre sí mismos. Para saber si existen dichas carencias, escuche sus diálogos internos - aquello que se dice a si mismo todo el tiempo - Si usted es una persona que continuamente utiliza palabras negativas para sí mismo como "eres feo", "estás muy gordo", "no eres capaz", es necesario que empiece a trabajar en lo posible con algún tipo de ayuda para vencer ese tipo de pensamientos que afectan sus propósitos en la vida.

    También es importante saber que lo que creemos de nosotros no necesariamente es la verdad absoluta. Usted no es una persona inferior a los demás; ni un ser humano inadecuado, malo o incapaz. Esto es lo que usted siente y piensa, pero eso sólo está en su mente, son sus pensamientos que le han hecho "sentir" que es de otra forma.

    Determine cuáles son las causas para que su nivel de autoestima sea bajo. Hágase las siguientes preguntas: ¿Tienes complejos por tu apariencia física, por tu estatus laboral o económico? ¿Te sientes tonto o gordo? ¿Tienes la sensación de ser inferior a los demás en algún aspecto que te afecta constantemente? Con estas preguntas resueltas usted puede comenzar a revisar su pasado e identificar en su infancia, si con sus padres, profesores u otras personas fue objeto de burlas, críticas, calificativos para sus expresiones de llanto, de tristeza o equivocaciones.

    Cuando los niños escuchan constantemente expresiones negativas por su comportamiento, pueden terminar creyendo que todo lo dicho, a veces de forma cruel y hasta burlona, es totalmente cierto. Ahora que usted es adulto, no culpe a las personas que lo criticaron o le dijeron cosas negativas, ya que seguramente ellos también fueron víctimas del mismo trato. Simplemente acepte que tiene una grabación negativa en su mente y dedíquese a sustituirla por otra más positiva.

    Por ejemplo: si se siente inferior, acepte que esto es sólo un sentimiento suyo, sin bases en la realidad. Dedíquese a afirmar lo contrario varias veces al día hasta fijarla, y si usted duda de este método, responda la siguiente pregunta: ¿cómo fue entonces que las ideas que actualmente tienen se fijaron en su cerebro?, ¿acaso esas ideas no se fijaron día a día frente a las críticas y etiquetas que impusieron las personas que le rodeaban?

    Comience a actuar como si ya tuviera un alto nivel de autoestima, cuestiónese sobre la forma como usted actuaría en una determinada situación si tuviera un alto nivel de autoestima y esfuércese por actuar de esa forma. La convicción la logrará con la práctica constante, así que es importante que practique lo que se está repitiendo. También lleve un diario de los logros conseguidos es útil para identificar los avances y las fallas que tenga en el proceso.

    Finalmente, establezca límites en sus relaciones con los demás. Todas las personas necesitamos expresar que no aceptamos faltas de respeto ni situaciones abusivas. Defienda sus derechos de una forma calmada, dejando saber a los demás que usted es una persona merecedora de respeto.

    Recuerde, que a veces lograr mejorar nuestra autoestima, no es sólo cuestión de buena voluntad, se requiere perseverancia y en muchos casos es necesario una ayuda profesional. Si usted desea saber un poco más del tema puede comunicarse con Sandra Valcarcel al teléfono 315 2068557 o unydosycia@hotmail.com.

     


    Bienvenida


    Foro de Discusión
     

    ...Viaje a Estados Unidos


    Programa de
    Becas Fulbright


    Todo sobre
    Colfuturo

    Fotos del Desfile de Independencia



    Copyright © 2003-2006 Periódico Amigo - Todos los derechos reservados
    Importante Nota Legal