PeriodicoAmigo.com
 



 
  Portada > Opinión de Lectores > Directrices para los Partidos Politicos
OPINIÓN
  • Editoriales
  • Lectores
  • CIENCIA & EDUCACIÓN
  • Becas y Convocatorias
  • Ciencia
  • Educación
  • DINERO
  • Empleo
  • Negocios
  • Servicios Públicos
  • GOBERNABILIDAD
  • Orden Público
  • Política & Gobierno
  • BUEN VIVIR
  • Culinaria
  • Belleza
  • Consejitos
  • ENTRETENIMIENTO
  • Actividades
  • Deportes
  • Don Gumercindo Pregunta
  • Música, Teatro y T.V.
  • OTROS
  • Clasificados
  • Emigración
  • Perfiles
  • Religión
  • Tráfico
  • REGIONAL
  • La Calera
  • Antioquia
  • Madrid
  • CONTÁCTENOS
  • Publique su Artículo
  • Publique sus Páginas
  • Envíenos sus Comentarios
  • Equipo del Periódico
  •  



    Opinión de Lectores:

    Directrices para los Partidos Politicos

    Por: Manuel Villacorta*

    Bogotá D.C., Junio de 2005

    Directrices para los Partidos Politicos del Futuro


    Las ideologías políticas no han muerto y no morirán mientras exista la humanidad. La colisión de intereses estará siempre presente generando diversas confrontaciones que pueden reducirse al alegato público o en casos extremos, al surgimiento de la violencia. El conflicto por tanto es inherente a la dinámica social y tiende a presentarse en diversas manifestaciones. La cultura política y el estado coyuntural de la contradicción, son los elementos que determinan el carácter de la confrontación. En algunas sociedades la disputa por la vigencia de un tratado de libre comercio por ejemplo, puede reducirse a la discusión abierta, tolerante y propositiva entre los interesados. En otras dimensiones, esta puede concluir violentamente, dejando víctimas fatales al fragor del fuego, las balas y la destrucción.

    En el marco de la cultura política se insertan los partidos. Una sociedad en la cual la cultura política esté dominada por la intolerancia, la descalificación deliberada, la desvalorización de las instituciones, el irrespeto a los pactos, el individualismo exacerbado y la ausencia de solidaridad, habrá de evidenciar la pobreza orgánica, cuantitativa y cualitativa de sus partidos políticos. Siendo este el caso en la mayoría de los países latinoamericanos. Conviene anotar que este fenómeno se ha profundizado en los últimos tiempos, los partidos tienden a agotarse con extraordinaria rapidez, la súbita simpatía que pueden lograr tiende a agotarse en tan solo unos meses luego de insertarse en el poder. Surge entonces la necesidad de hacer alianzas parlamentarias con grupos antagónicos, férreos opositores electorales que resultan en poco tiempo, aliados incondicionales, degradando más la confianza de la ciudadanía hacia los mismos. Es un hecho que parece ser moda en la región. Pero sus efectos son nefastos.

    Para poder definir los lineamientos operativos que caractericen a los partidos políticos del futuro, es necesario analizar brevemente la desfiguración de los actuales. Frente a los profundos cambios que se produjeron en la economía mundial y en los estados nacionales en particular (reducción del gasto social y las privatizaciones fundamentalmente), las sociedades experimentaron un súbito desmejoramiento en la calidad de vida, quedando los políticos de turno como los únicos sujetos públicos a los cuales podía acusárseles, y estos, fueron incapaces de explicar a sus pueblos la razón de los efectos. Como agravante la incapacidad y la corrupción terminó por engullirlos.

    La política es sinónimo de comunicación. Y los medios (escritos o electrónicos) que han surgido tan espectacularmente, son ahora los que dictan las directrices operativas a partir de su estrecha relación con los sectores sociales. La sociedad ve en estos a sus verdaderos interlocutores, obviando la existencia de los partidos, generalmente decrépitos y desacreditados. Desde los potentados empresarios hasta los sufridos habitantes de las áreas marginales, recurren a los medios para hacer sus denuncias. Si bien los primeros poseen influencia política en las instituciones del Estado no desechan el recurso de hacer sentir públicamente sus demandas. Mientras que los segundos, totalmente marginados, prefieren manifestar sus frustraciones en un programa radial o visitando telenoticieros antes que recurrir a la sede de los partidos políticos, porque además, lo más probable es que en estas no se encuentre ningún político atento a recibirlos, escucharlos y actuar por ellos. En síntesis, los partidos ya no son recurso deintermediación.

    Y se inicia acá el círculo vicioso. Los intelectuales que pueden hacer aportes valiosos para favorecer la actividad partidaria y consolidar los diversos espectros ideológicos, prefieren no participar debido a que los partidos están totalmente desfigurados. Quedando reducidos a la cátedra universitaria o en el mejor de los casos, a la exposición pública de sus ideas a través de una columna de prensa, la cual es un privilegio que no todos poseen. Mientras no existan partidos calificados no habrán intelectuales interesados en participar en ellos, y mientras los intelectuales no participen en los partidos estos últimos no podrar calificarse mejor.

    Por lo tanto los partidos políticos del futuro deben de nutrirse de intelectuales, de profesionales de todas las disciplinas científicas, formando consejos técnicos de desarrollo que interactúen específicamente con las instituciones del Estado y en particular con las comisiones legislativas, básicamente en países en donde la reforma legal en general es un imperativo.

    A pesar de las tediosas y mecánicas criticas en contra de las ONG’s (en muchos casos justificadas), estas representan una valiosa alternativa para consolidar una red operativa de desarrollo nacional. Los partidos políticos del futuro deben poner énfasis en la coordinación nacional de entes para el desarrollo. Las ONG’s representan un valioso recurso, no solo humano sino financiero dadas las contribuciones que pueden ser negociadas y recibidas por instituciones públicas o privadas del exterior. El espíritu original de la ONG es descargar al Estado de burocracia y peso presupuestario, pero orientando sus acciones al desarrollo colectivo, proceso indispensable e intrínseco a todo gobierno.

    El pilar del programa operativo de todo partido político deberá ser la educación. Educación integral que implica el proceso tradicional de conocimiento a través de la etapa de escolarización así como la educación técnica para el trabajo. Todos los países desarrollados tuvieron acceso a ese estado, dando prioridad a la educación. Educación que debe incluso ser extendida a los dirigentes empresariales, con énfasis en la necesidad de fomentar en ellos la responsabilidad fiscal, conscientizándolos de que ésta es una inversión social que a largo plazo, habrá de favorecerlos a ellos mismos, obteniendo trabajadores más preparados, físicamente más saludables y por tanto, contribuyendo a la reducción de las demandas sociales promovidas por la insatisfacción.

    Los partidos políticos del futuro deberán tener una visión regional. No es posible ya pretender el desarrollo de un Estado sin incluir los intereses y vínculos estrechos con los Estados vecinos. La liberalización económica, el libre tránsito humano por las fronteras, la expansión de las comunicaciones y la identidad cultural, obligan a fomentar una visión ampliada para el desarrollo.

    Los partidos del futuro deben despojarse de las tradicionales ataduras y obsoletas prácticas del partido tradicional. Deben actuar con audacia y recurrir en su provecho a los recursos que la modernidad pone a disposición de la humanidad. Deben ser estructuras precisas, de rápida acción, con amplio nivel de organización social (poder horizontal), y fundamentalmente, expandir por todos los sitios de la nación, escuelas de capacitación y formación política, para generar conocimiento, recibir el insumo local y detectar y promover a los nuevos líderes que generacionalmente deberán ocupar los espacios de dirección.

    (*) manuelvillacorta@yahoo.com

     


    Bienvenida


    Foro de Discusión
     

    ...Viaje a Estados Unidos


    Programa de
    Becas Fulbright


    Todo sobre
    Colfuturo

    Fotos del Desfile de Independencia



    Copyright © 2003-2005 Periódico Amigo - Todos los derechos reservados
    Importante Nota Legal


    Esta página ha sido patrocinada por:
    PANOILCO.COM