PeriodicoAmigo.com
 



 
  Portada > Política & Gobierno > Entrevista con Enrique Peñalosa
OPINIÓN
  • Editoriales
  • Lectores
  • CIENCIA & EDUCACIÓN
  • Becas y Convocatorias
  • Ciencia
  • Educación
  • DINERO
  • Empleo
  • Negocios
  • Servicios Públicos
  • GOBERNABILIDAD
  • Orden Público
  • Política & Gobierno
  • BUEN VIVIR
  • Culinaria
  • Belleza
  • Consejitos
  • ENTRETENIMIENTO
  • Actividades
  • Deportes
  • Don Gumercindo Pregunta
  • Música, Teatro y T.V.
  • OTROS
  • Clasificados
  • Emigración
  • Perfiles
  • Religión
  • Tráfico
  • REGIONAL
  • La Calera
  • Antioquia
  • Madrid
  • CONTÁCTENOS
  • Publique su Artículo
  • Publique sus Páginas
  • Envíenos sus Comentarios
  • Equipo del Periódico
  •  


    Entrevista con
    Enrique Peñalosa
    Ex Alcalde de Bogotá

    Chicago (Estados Unidos), Abril de 2004.

    PeriodicoAmigo.com tuvo la oportunidad de hablar con Enrique Peñalosa, ex alcalde de Bogotá, sobre varios temas de interés para los colombianos.*

    PeriodicoAmigo.com: Gracias por concedernos esta entrevista. Últimamente ha estado un poco alejado de Colombia. ¿Nos puede contar a qué se dedica actualmente?

    Enrique Peñalosa: Bueno, no he estado tan perdido de Colombia porque siempre he regresado a dictar conferencias en muchas ciudades. Últimamente asistí a un debate que armaron en el congreso los señores del Polo Democrático, y también estuve en el proceso electoral apoyando a candidatos de diferentes ciudades colombianas. He ido a muchas ciudades del país a trabajar en algo parecido a lo que hago en el resto del mundo: dictar conferencias sobre el tema urbano y urbanístico, relativo a cómo deben hacerse las ciudades. He estado vinculado a la Universidad de New York, pero trabajo por todo el mundo en asuntos de consultoría en temas urbanos: con la Fundación Shell, con el Banco Mundial, con la Agencia Alemana de Cooperación, con muchas ONG's. También trabajo en muchas universidades, ONG's y empresas privadas estadounidenses. Por ejemplo, estaba trabajando con unas empresas de ingeniería que quieren dar unas conferencias a personas que están en el área de la ingeniería ambiental. En los últimos 3 años he trabajado en eso y he viajado mucho. Este año, he viajado dos veces a China, dos veces a Vietnam, he ido a Tailandia, a la India y he estado trabajando con los gobiernos de otros países. He visitado Bangladesh, Indonesia, varios países del África y muchos de América Latina como México. Así que he estado trabajando como consultor; a veces lo hago en Yopal, Casanare, o en Riohacha, Guajira, gratis, y a veces lo hago en otras partes del mundo. También estoy tratando de terminar un par de libros sobre estos temas.

    PA: ¿Qué le dejó la experiencia de haber sido alcalde de Bogotá para comunicar a otras comunidades?

    EP: Yo no hablo solamente de Bogotá y de lo que hicimos allí. Obviamente, lo que hice en esta ciudad es parte de lo que creo que se debe hacer y es muy relevante hablar de esta experiencia para darle credibilidad a ciertos proyectos. Yo hablo de muchas otras cosas que no necesariamente son sobre Bogotá y utilizo ejemplos que no se relacionan con ésta. Incluso, un tema que trabajo mucho es el manejo de los frentes de agua y Bogotá no tiene muchos frentes de agua. Pero sí, claro, la experiencia de Bogotá es relevante y en algunas ocasiones a la gente le interesa en particular ese tema. Por ejemplo, aquí en la Universidad de Chicago me invitaron específicamente a que hablara del tema de Bogotá, pero normalmente no es lo que hago. Obviamente utilizo mucho el ejemplo de Bogotá y aunque hay cosas que hicimos en esta ciudad, hay otras que debimos haber hecho y no pudimos hacer.

    PA: Mucha gente opina que usted hizo una labor excelente en Bogotá cambiándole la cara y mejorando la calidad de vida de los bogotanos. ¿Qué estrategias propondría a escala nacional para continuar mejorando la calidad de vida de más colombianos?

    EP: Yo diría de referencia dos: 1. Aprender a vivir civilizadamente, y 2. El desarrollo económico. Claramente nosotros necesitamos más desarrollo económico y en Colombia, incluso, nos falta comprender mejor cómo funciona la economía de mercado. Yo creo que parte de los problemas de legitimidad que tiene nuestra sociedad, nuestro sistema, se deriva del hecho de que los ciudadanos no entienden cómo funciona la economía de mercado. Por ejemplo, es necesario que tengamos absolutamente claro que la única manera para que haya más empleo y más crecimiento es que haya más inversión privada. No hay ninguna otra manera. Pero eso que es tan elemental no es totalmente claro. Entonces, es necesario crear condiciones favorables para que haya inversión privada. La primera de todas, es la seguridad. Aquí en Chicago, donde estamos haciendo esta entrevista, una inversión de un restaurante que no sea muy especial, común y corriente, cuesta cinco millones de dólares. Una inversión de cinco millones de dólares en Colombia, con excepción de Medellín y Bogotá y algunas ciudades grandes, genera unos riesgos muy grandes para quienes la lleguen a hacer en Valledupar o en Neiva o en cualquier ciudad mediana colombiana. De manera que es imposible pensar que haya desarrollo económico si no es posible hacer inversión. A mí me llama mucho la atención, ahora que he trabajado tanto en Asia, que haya tantos países donde no hay seguridad jurídica, porque en Colombia se habla mucho que el problema es la seguridad jurídica. Pero no. En muchos países de estos, realmente no hay una mayor seguridad jurídica, como donde hay gobiernos relativamente autoritarios y demás, pero hay un globo gigantesco de recursos de inversión porque hay una seguridad física total para los inversionistas.

    Yo creo que Colombia tiene una gente extraordinaria, estamos además muy bien ubicados geográficamente, muy cerca de los EE.UU. Nosotros no alcanzamos a imaginarnos lo que es una economía creciendo a todo vapor, donde las empresas se ven obligadas a ir a las universidades a reclutar estudiantes, casi desde el tercer o cuarto año, porque necesitan gente. En una economía que crece, la gente no solo encuentra empleo sino que las empresas se pelean a los profesionales. Nosotros no alcanzamos a imaginarnos una situación como esa. Yo creo que si tuviéramos seguridad, claramente esto ocurriría en Colombia y muy rápidamente. Y aunque todos estamos de acuerdo en eso, el tema es el inmenso cambio que podría haber en el crecimiento de Colombia. Yo creo que no alcanzamos a imaginarnos el efecto tan enorme que esto podría llegar a tener. Obviamente, el presidente Uribe le ha dado gran importancia y ha tenido logros muy positivos en este sentido, pero creo que vamos a tener que hacer cosas más radicales en el futuro, por ejemplo, con relación al tema de seguridad urbana. Posiblemente no podemos garantizar una seguridad total en las áreas rurales, aunque el trabajo que está adelantando el ejército es muy valioso, pero puede llegar a darse una seguridad urbana total pensando en un servicio militar obligatorio para garantizar seguridad absoluta y multiplicando la fuerza de policía por cinco, por ejemplo.

    Esta es una parte del crecimiento económico. El segundo aspecto del crecimiento económico, aunque hay muchos, es que es necesario una política industrial más clara. Así como tenemos en el Banco de la República un valuarte de conocimiento y de análisis del tema monetario y fiscal, de alguna manera necesitamos una entidad con unos cuarenta PhD's extremadamente bien remunerados que se dediquen solamente a analizar una serie de estrategias y casos de la parte micro del sector productivo, tanto de la parte agrícola como de la parte industrial. Es decir, cuáles son las políticas industriales que se requieren para que haya más inversión y más crecimiento industrial en ciertos sectores en las políticas crediticias de compras del estado e investigación tecnológica. Por ejemplo, en Vietnam están exportando, en este momento, muchos millones de dólares en pescados bigotudos de río que cultivan en jaulas en el río Mekong. Esta sería una producción ideal para las zonas de sustitución de coca en el país como para los ríos del Caquetá y Putumayo, si bien en Colombia el pescado de río tiene más demanda que el de mar. Sería bueno que hubiera una entidad que pudiera estudiar qué se debe hacer exactamente en este y otros casos. Si vamos a desarrollar producciones de caucho para sustituir importaciones de este material para las llantas de los automóviles, o si vamos a apoyar o a proteger la producción en los sectores de las confecciones hay que saber cómo debemos manejar la política de producción de algodón con relación a las importaciones y a las manufacturas. En fin, creo que tiene que haber una entidad de alto calibre especializada en el sector productivo, ojalá una entidad mixta, donde cada investigador se ganara 20 millones de pesos al mes para que no tuviera ninguna tentación de salir de ahí. Una organización extremadamente prestigiosa y respetada que no fuera dependiente del gobierno y que pudiera tener una independencia en su opinión.

    Lo que sí es claro, es que el crecimiento económico implica darle prioridad a ciertos sectores como el de la construcción, el productivo y, obviamente, el tema urbano se une con el tema económico en el sentido de que la calidad de vida urbana es un factor crítico para traer y retener personas altamente calificadas. Si la gente vive bien, es posible que prefiera estar en Colombia, aunque no gane tanto como en otras partes, y viva de manera muy agradable. Entonces, el tema urbano también tiene que ver. También creo que es necesario hacer una sociedad más igualitaria y amable para todos y elaborar una gran reforma urbana en donde la tierra alrededor de las ciudades esté en manos del estado y no de propietarios individuales, para poder hacer una buena planeación y evitar que los ciudadanos más pobres tengan que recurrir a los barrios piratas para resolver el problema de vivienda.

    PA: Usted mencionó el asunto de enfocarse más en la seguridad urbana. Mucha gente opina que uno de los problemas que tiene Colombia es que el campo ha sido abandonado en cuestión de seguridad, y una de las razones por las que se ha apoyado mucho al presidente Uribe es porque ha llevado más seguridad a las zonas rurales. ¿Cree que al centrarse en el tema de la seguridad urbana se corre el riesgo de volver a abandonar el campo como ha sucedido en el pasado?

    EP: No. Creo que no. Es que no hay ninguna incompatibilidad entre las dos. No estoy diciendo que en lo más mínimo se reduzca el esfuerzo que se está haciendo en las zonas rurales. Claramente un gran esfuerzo del gobierno Uribe está concentrándose en la guerra en las zonas rurales, principalmente, y es un esfuerzo más militar que de policía. Lo que yo estoy tratando de enfatizar es el asunto de la inversión. En el plazo muy corto, es muy difícil lograr una seguridad total en el campo. Hay que seguir haciendo lo mismo y más con ciertos cambios de estrategias radicales: siendo mucho más eficaces en el control de entrada y de salida de las ciudades, quintuplicando la fuerza de policía quizás con unos esquemas de servicio militar obligatorio, con una serie de cambios en la legislación etc. Una gran cantidad de delitos que se comenten en Colombia es excarcelable de inmediato. Por ejemplo, si hay una banda de personas que se dedica a robar computadores en el aeropuerto con menores de edad, estas personas no se pueden ir a la cárcel nunca, ni siquiera por dos días. Robar es casi un oficio más, una actividad laboral más. Se habla mucho del problema de los carteristas en Transmilenio, pero lo que pasa es que a los carteristas los pueden capturar 100 veces y es imposible llevarlos a la cárcel una semana. Entonces, es casi una actividad laboral más trabajar de carterista en Transmilenio. Es posible pensar en que pudiéramos tener una seguridad absoluta en las ciudades y que éstas se volvieran las más seguras del mundo o unas de las más seguras del mundo, lo que podría atraer mucho más la inversión y el turismo. Eso de ninguna manera implica reducir el esfuerzo para pacificar las zonas rurales, en lo más mínimo. Al revés, creo que en la medida en que las actividades criminales en las zonas rurales no tengan apoyo o vínculo de ninguna clase delincuencial en las ciudades, el campo también va a verse afectado por este mayor control.

    PA: Uno de los elementos para el desarrollo económico es la educación superior, la educación universitaria, y en Colombia hay una gran cantidad de jóvenes que no pueden asistir a la universidad por razones puramente económicas. ¿Qué soluciones propone usted para ese problema?

    EP: El problema es económico. Tenemos que lograr también que el Icetex universitario funcione de una manera más eficiente. Mi apoyo a la educación no es teórico. De 1.995 al año 2.000 el presupuesto de educación de Bogotá aumentó más del 500% en términos reales. Nunca en la historia del país, ni de ninguna ciudad, ni departamento ha habido una avalancha tan gigantesca, una concentración tan masiva de los recursos en el término de la educación, y eso que no está incluido el que es complementario, donde también hubo un incremento como de un 350% que es el tema de bienestar social y de los jardines infantiles, además, el de los parques y la recreación que considero como parte de una educación sana.

    Volviendo al punto exclusivamente de la educación, creo que hay que hacer un esfuerzo grande para lograr que se mejore la eficiencia en la educación pública colombiana a nivel universitario. Por ejemplo, en la Universidad Distrital de Bogotá, que la ciudad la paga como en un 90%, a diferencia de otras universidades regionales que son pagadas por la nación casi totalmente, hay una ineficiencia inmensa. El costo por alumno de la Universidad Distrital es muy superior al de las mejores universidades privadas colombianas y no creo que la calidad sea la misma. A la Universidad Distrital llegan alumnos muy brillantes pero muchos de los nombramientos de profesores y demás no se hacen con criterios de la mayor rigurosidad académica. Creo que hay que trabajar también esos aspectos. El tema de la independencia académica es valioso porque obviamente el manejo de las universidades no puede depender de lo político. De alguna manera tengo mis dudas sobre si estos esquemas en los cuales la administración de las universidades se escoge mediante el voto de exalumnos, alumnos, profesores, etc., sean el mejor sistema. Hay que ver cómo mejorarlo, así como los procedimientos de vinculación de profesores, para que sea posible sacar a los profesores que no son buenos; que los alumnos puedan contribuir a que saquen a los profesores malos. Yo creo que el tema no es solo aumentar la cantidad de las universidades sino mejorar la calidad, porque el problema es prácticamente de plata, pero de dónde sale la plata.

    En Colombia tenemos en este momento una situación económica que necesita una gran cantidad de recursos para el tema del orden público y para la inversión social de una población que está en crecimiento, pero no hay inversión privada. Entonces, si no hay inversión privada ¿de dónde salen los impuestos? La inversión privada es muy insuficiente comparada con la de China o Vietnam. Tenemos que lograr que haya más recursos en Colombia.

    PA: ¿Ha decidido si va a participar en la próximas elecciones presidenciales?

    EP: Yo he dicho que ese es un tema que a mi no me obsesiona. La vez pasada no me presenté, no tenía ninguna inhabilidad y tenía una imagen muy positiva a nivel nacional. Lo que me interesa es que el país funcione. Creo que el país está avanzando bien con Álvaro Uribe. Ahora se está discutiendo la posibilidad de la reelección. Yo siempre he respaldado la reelección como institución y no necesariamente estoy comprometido a respaldar la candidatura de Álvaro Uribe para la próxima elección. También he dicho que es posible que sea candidato la próxima vez. No soy muy misterioso con eso, es posible y probable independientemente de que haya reelección o no.

    Creo que el país está en un buen momento aunque obviamente está lejos de solucionar sus problemas. Necesitamos, insisto, más igualdad, más seguridad y más crecimiento económico. Todo está interrelacionado. Uno no sabe cuál de esos tres objetivos está primero. Igualdad, seguridad y crecimiento económico. Se necesita igualdad para tener seguridad, se necesita crecimiento económico para que haya más seguridad y esto también ayuda a que haya más igualdad. Esos son los tres grandes objetivos de nuestra sociedad. Seguramente sí seré candidato, pero todavía falta mucho tiempo. Ni siquiera se ha terminado el segundo año del presidente Uribe. De manera que eso todavía no se sabe. Yo creo que si llegara a quedar el presidente Uribe en otro período, pues tampoco sería algo grave porque el país está en un buen rumbo, aunque uno, obviamente, pudiera tener algunos énfasis adicionales o complementarios. Pero yo creo que el país, gracias a Dios, está en un momento que yo diría que no es bueno, pero que está avanzando hacia donde hay que avanzar poco a poco.

    * Agradecemos a la Universidad de Chicago y específicamente a su Centro de Estudios Latinoamericanos, Escuela Harris de Política Pública y al programa Voces Globales por organizar la conferencia "Lo Urbano en Desarrollo Económico Internacional: Lecciones de una Ciudad Colombiana" que hizo posible nuestra conversación con el Sr. Enrique Peñalosa. También agradecemos la colaboración de la Sra. Claudia Puentes.

     


    Bienvenida


    Foro de Discusión
     

    ...Viaje a Estados Unidos


    Programa de
    Becas Fulbright


    Todo sobre
    Colfuturo

    Fotos del Desfile de Independencia



    Copyright © 2003-2004 Periódico Amigo - Todos los derechos reservados
    Importante Nota Legal