PeriodicoAmigo.com
 



 
  Portada > Editoriales > ¿Burros Hablando de Orejas?
OPINIÓN
  • Editoriales
  • Lectores
  • CIENCIA & EDUCACIÓN
  • Becas y Convocatorias
  • Ciencia
  • Educación
  • DINERO
  • Empleo
  • Negocios
  • Servicios Públicos
  • GOBERNABILIDAD
  • Orden Público
  • Política & Gobierno
  • BUEN VIVIR
  • Culinaria
  • Belleza
  • Consejitos
  • ENTRETENIMIENTO
  • Actividades
  • Deportes
  • Don Gumercindo Pregunta
  • Música, Teatro y T.V.
  • OTROS
  • Clasificados
  • Emigración
  • Perfiles
  • Religión
  • Tráfico
  • REGIONAL
  • La Calera
  • Antioquia
  • Madrid
  • CONTÁCTENOS
  • Publique su Artículo
  • Publique sus Páginas
  • Envíenos sus Comentarios
  • Equipo del Periódico
  •  



    Editorial:
    ¿Burros Hablando de Orejas?

    Septiembre, 2002

    Apreciados Amigos:

    Hace poco me encontraba haciendo fila para ser atendido en una notaría, cuando una señora muy elegante, rápida y descaradamente se coló. ¿Y eso qué tiene de raro? se preguntarán muchos. Lo que tiene de raro es que tantos se hagan esa pregunta. Lo que tiene de raro es que mientras que todos criticamos a nuestros gobernantes por su corrupción, muchos de nosotros no dudamos en actuar de forma corrupta en la medida en que podamos hacerlo.

    Corrupción es usar el poco o mucho poder que se tiene a beneficio propio, pero en contra del bien común. Por eso, el hecho aparentemente insignificante de colarse en una fila, es un acto de corrupción. Pero ojalá ese fuera el único acto corrupto que muchos de los ciudadanos que se consideran "de bien" cometen. Sin embargo, no es así, y vemos cómo personas que se consideran honestas, no dudan en sacar unas moneditas de la caja registradora si el patrón no está mirando, o en hacer una llamada personal de larga distancia desde la oficina si nadie se va a dar cuenta.

    Esa corrupción, inofensiva en apariencia, contribuye a que nuestra economía sea ineficiente y débil.

    Después nos quejamos de la mala situación que atravesamos y culpamos al gobierno o a los grandes empresarios del país de la crisis, pero realmente es nuestra propia corrupción la causante del problema. Digo esto porque nuestros gobernantes y empresarios son simplemente un reflejo de la sociedad en la que vivimos, y por lo general comparten nuestra ética o falta de ésta. Por eso, si sinceramente queremos acabar con la corrupción, tenemos que empezar por sacarla de nuestras propias vidas. En la medida en que cada individuo empiece a actuar correctamente, la sociedad se volverá más digna y como resultado, la economía se fortalecerá y se formarán gobernantes y empresarios más honestos.

    Las sociedades se construyen persona por persona, y por tal razón las acciones de cada individuo juegan un papel fundamental en nuestra evolución. Así que la próxima vez que vaya a actuar de forma corrupta pregúntese si está ayudando a mejorar nuestro país, o a destruirlo.

    Cordialmente,
    David Vila
    Director

     


    Bienvenida


    Foro de Discusión
     

    ...Viaje a Estados Unidos


    Programa de
    Becas Fulbright


    Todo sobre
    Colfuturo

    Fotos del Desfile de Independencia



    Copyright © 2003-2004 Periódico Amigo - Todos los derechos reservados
    Importante Nota Legal